En Opinión: “Legalizar para negociar” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

UNO DE MIS CUATES estaba eufórico, contento, festejando, gritando, comprando dulces al por mayor, solicitando reuniones para compartir el toque, matar la bacha, jalar la cola al diablo, entrar en las profundas grutas de la paciencia y en el no hacer nada más que disfrutar la pachequez, la marihuanada, pensando en las diferentes variedades que incluso, dicen, podrán sembrar en macetas como siempre ha sido su sueño marihuanero, dicen que los senadores de la 4T son en verdad chidos, de buena onda, muchos de ellos prófugos del “churro” y víctimas de la motita en sus años de juveniles y ellos saben que en cualquier momento se puede dejar o hacer que en verdad, después de la depuración de ideas encontradas en las reflexiones de la marihuanada, pues la filosofía y la concepción de la vida y de la muerte pues figuran ya en los tiempos reflexivos, donde seguramente se podrán poner las nuevas ideas en el cambio de concepciones que ahora se podrán realizar gracias a la libertad del uso y disfrute de la mota, de la marihuanita, de la mamajuana, de estar ya sin temores de que el olor fuerte a pasto quemado los delate en sus casas o en las reuniones y sean llevados a la cárcel o extorsionados por los tiras.

Pero además pues como ya se sabía, que servirá para quitar los dolores de la reuma, poniendo colas de borrego o de buena mota en alcohol de caña cien por ciento puro, ya saben ustedes, ahora son los tiempos de utilizar solamente lo que es puro y no tiene ni fertilizantes ni químicos que le jodan la pureza, también se podrán poner al horno los pastelillos con “coquitos”, las semillas de la mota, se podrá hacer emplastes para todo tipo de dolencia o de heridas, hoy en día se sabe que se pueden utilizar en miles de formas y que desde la legalización los gobiernos, principalmente el norteamericano, pues obtiene enormes ganancias y recolección de impuestos, y para ello puso su empeño en exigir a los demás países que combatieran matando y generando una baño de sangre en sus países, mientras ellos organizaban el gran negocio de la motita, de la mariajuana, del mero memo ron potrero, se pueden imaginar las delicias que se podrá tener en la ingesta de buenos tragos donde la marihuana de diferentes especies y sabores puedan tener sus riquezas naturales dentro de bebidas de diferentes alcoholes como el coñac, el ron, el aguardiente, hasta el pulque, porque me dicen que con los coquitos y los hojas se hacen importantes menjurjes para convinarlos con el pulque para así completar la idea de que si le faltaban dos grados para ser carne, pues ahora hasta el sobran grados para ver elefantitos de colores o andar en la onda y en la huevonería, todos saben que con la mota, las gentes se “aplatanan”, se quedan en la lela, y esto pues es bueno para los gobiernos porque los manipulan y los tienen como consumidores que dejan impuestos y producen elementos para ampliar los negocios hasta llegar a la legalización de las drogas fuertes, las de verdad que son en las que se juga la vida como el Fentanillo o los opiáceos y las nuevas invenciones de drogas químicas que permiten mantener en un hilito a los drogos, eso sí, sin que den lata y no molesten a la sociedad y compren y dejen impuestos a los gobierno que tanto se preocupan por la legalización con tal de tenernos aplatanados, inservibles y apendejados…

Por esto a nadie sorprende que se nos diga que un grupo de hombres se disfrazaron de médicos para tratar de robar en el Instituto Nacional de Cardiología, total, si a alguno se le paralizaba el corazón por el susto, porque el miedo no anda en burro, pues ahí mismo le atendían y bueno, esta es una noticia que nos hace reflexionar, en seco, porque no le metemos a nada. Pues hay miles de gentes disfrazados de políticos que solamente joden a los ciudadanos y ni siquiera los persiguen cuando saquean, roban o desfalcan las arcas públicas con el cuento de que no se llevará a juicio a ningún expresidente y algunos dicen que es para que,cuando termine, el que venga pues no le toque, chinto tapa a chinto, el caso es que nos siguen jodiendo.

Pues también hay muchos especuladores financieros disfrazados de banqueros que nos robaron por medio de “robaproa” y nos siguen chingando con el cuenterete de que son amantes del beis bol y el presidente pues le da dos mil millones de pesos para el impulso del “rey o buey de los deportes” no se bien a bien, pero no hay dinero para los medicamentos de los niños con cáncer que se nos mueren en el inter,,, también hay malandrines disfrazados de policías que en realidad hacen los trabajos de los capos y mafiosos, hay funcionarios que se disfrazan de importantes funcionarios cuando solamente son vividores y manteniéndose de la ubre presupuestal. Claro que hay señores y señoras que se disfrazan de maestros para hacerse pendejos y no enseñar y esperar los tiempos de la jubilación y de los aguinaldos, también hay gentes que se colocan la “banda presidencial” para hacerse pendejos, robar y ser robados, andar de enamorados de manita de mano caliente y sabiendo que nada le sucederá porque si bien no hay acuerdos en lo oscurito sabe que el que está, no tiene la menor idea de que se puede llevar a juicio y pues si lo sabe no quiere y así pues todos se siguen haciendo que estamos peleados pero son intocables… en fin, muchos son los disfraces que se pueden usar, incluso para aquellos que se visten de “gentes decentes” y en la primer esquina asaltan, roban, asesinan a cualquier cristiano o cristiana o de la religión que quieran, porque ya hay muchas de donde escoger y para ello vemos que los “ apóstoles” que tienen iglesias propias, pues además de tener muchos millones, tienen muchas mujeres a las cuales pueden violar con el cuento de que le van a hacer un favor al representante de Dios en la tierra y bues hay muchos ilusos o ilusas que les creen y se dejan.

En fin, ahora con la aprobación de que cualquier ser humano o no pueda fumar a su libre tiempo la mota pues no podremos dejar de pensar que muchos legisladores le van a “pegar al peligro y a jalarle la cola al diablo”, y por tanto, veremos cada jalada de propuesta legislativa que ya nos podremos divertir en serio, las mafufadas serán tomadas en serio, como se toman las iniciativas para generar otro de los negocios legales que antes eran totalmente ilegales… como en los tiempos de la prohibición, solo era un teatro para legalizar las drogas y los vinos… y a lo mejor hasta las casas de “mala nota”…nota, no mota…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here