Mueren 16 civiles, la mayoría mujeres y niños, en un nuevo ataque achacado a CODECO en el noreste de RDC

¡Comparte!

Congo.-Al menos 16 civiles, la mayoría de ellos mujeres y niños, fueron asesinados en un ataque ejecutado en la noche del martes por supuestos integrantes de la milicia Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) en la provincia de Ituri, ubicada en el noreste de República Democrática del Congo (RDC).

El Ejército de RDC anunció el martes la muerte de 18 presuntos integrantes de la milicia en nuevas operaciones llevadas a cabo en Ituri. Este miércoles ha confirmado la muerte de un militar en el marco de las mismas, mientras que un segundo resultó herido de gravedad.

El portavoz del Ejército en Ituri, Jules Ngongo, ha resaltado que durante estas operaciones han sido tomadas seis aldeas de manos de CODECO, todas ellas situadas en los alrededores del lago Alberto, tal y como ha recogido la emisora congoleña Radio Okapi.

Ngongo ha destacado que el objetivo de las autoridades es impedir que los milicianos se reorganicen en la zona tras las últimas operaciones. El Ejército dijo a mediados de mayo que había matado a más de 300 miembros de CODECO en operaciones desde el 1 de marzo en Ituri, balance que se suma a los 436 supuestos milicianos muertos entre el 15 de junio y el 30 de septiembre de 2019.

Asimismo, la sociedad civil de Ituri informó el 14 de mayo de que alrededor de 600 personas han muerto a causa de los ataques de CODECO en la provincia en lo que va de año y habló de cuatro meses “muy catastróficos”, especialmente en los territorios de Djugu y Mahagi.

Por su parte, Naciones Unidas alertó la semana pasada del incremento de la violencia y los “actos de barbarie” en Ituri y apuntó que desde octubre de 2019 han muerto cerca de 300 personas en ataques armados en la zona.

CODECO está integrada predominantemente por miembros de la comunidad lendu. Desde junio de 2019 se ha registrado un repunte de los enfrentamientos intercomunitarios entre los lendu y los hema en Djugu y otras zonas de Ituri.

Estos incidentes han traído a la memoria el conflicto entre los hema y los lendu entre 1999 y 2007 por derechos de pastoreo y representación política, que se saldó con cerca de 50.000 muertos.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país –con Kivu Norte como uno de los epicentros– en agosto de 2018. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here