Tres muertos y más de 20 hospitalizados después de que un presunto bote de contrabando se volcara en la costa de San Diego

¡Comparte!

Tres personas murieron y casi dos docenas de personas fueron enviadas a hospitales después de que un presunto barco de contrabando volcara frente a la costa de San Diego el domingo por la mañana.

Los restos del bote volcado se ven cerca de la orilla.

Tres personas murieron y casi dos docenas de personas fueron enviadas a hospitales después de que un presunto bote de contrabando volcara frente a la costa de San Diego el domingo por la mañana.

La portavoz del Departamento de Bomberos y Rescate de San Diego, Mónica Muñoz, dijo a CNN que recibieron informes de una embarcación que se volcó cerca del Monumento Nacional Cabrillo en Point Loma alrededor de las 10:27 a.m. (1:27 p.m. hora de Miami).

James Gartland, jefe de salvavidas de San Diego, dijo a los periodistas que parecía que el bote chocó contra el arrecife, se rompió y 30 personas «salieron del barco».

«Esta fue una operación de rescate masivo que se convirtió en un incidente con varias víctimas», dijo Gartland.

Cuando llegaron los socorristas, el bote, un crucero de cabina de 12 metros, estaba destrozado, según el teniente salvavidas Rick Romero de San Diego Fire-Rescue.

Había 30 personas en el barco, dijo Romero, incluidas las tres personas que murieron. La mayoría llegó a la costa por su cuenta, pero seis personas fueron rescatadas del agua después de que una corriente las sacara al mar, comentó Romero.

«Nuestro objetivo era rescatar a todos los que pudimos», señaló, y agregó que un miembro del personal de la Marina que estaba con su familia también trató de salvar a las personas en el agua.

El buque se accidentó cerca de Point Loma en San Diego.

«Las condiciones eran bastante duras: de 1,5 a 1,8 metros de oleaje, con viento, frío, el agua está a unos 15 grados, por lo que te podría dar hipotermia bastante rápido», dijo Romero.

El Departamento de Bomberos y Rescate de San Diego dijo en su página de incidentes que respondió «junto con los Bomberos Federales, la Guardia Costera de Estados Unidos y otras agencias locales».

«Todo indicio, desde nuestra perspectiva, es que se trataba de una embarcación de contrabando que se utilizaba para introducir ilegalmente a inmigrantes en Estados Unidos», indicó Jeff Stephenson, supervisor y agente de la patrulla fronteriza en el sector de San Diego.

El departamento de bomberos informó que más de 20 personas fueron trasladadas a hospitales locales «incluidos Sharp Memorial, Palomar Medical Center West, Alvarado, UCSD Medical Center (Hillcrest), Grossmont Hospital, Kaiser Clairemont Mesa, Kaiser Zion y Paradise Valley Hospital».

Advertisement

Detallaron además que «no recibirá ninguna actualización sobre el estado de los pacientes debido a las leyes de privacidad».

La persona que se cree que operaba el barco está bajo custodia, dijeron las autoridades el domingo.

El alcalde de San Diego, Todd Gloria, tuiteó para que «los habitantes de San Diego mantengan a los pasajeros del barco en sus oraciones».

La patrulla fronteriza anunció en un comunicado de prensa el viernes que reforzaría las operaciones de vigilancia este fin de semana para disuadir a los contrabandistas.

«Hemos visto un aumento dramático en el número de intentos de contrabando marítimo recientemente», dijo el agente jefe de patrulla Aaron Heitke del sector de CBP en San Diego. «Todos estos cruces ilegales en el mar son intrínsecamente peligrosos, y hemos visto muchos pasar de ser riesgosos a trágicos cuando los contrabandistas sacrifican la seguridad de los que están a bordo en aras de las ganancias».

Stephenson dijo a periodistas el domingo que hubo un aumento del 92% en las detenciones marítimas de contrabandistas en el año fiscal que finalizó en septiembre pasado, en comparación con el año anterior.

«Este año también vemos un aumento bastante constante», aseguró. «Probablemente para fin de año será al menos igual a lo que tuvimos el año pasado».

El incidente del domingo también sigue al arresto de 21 personas frente a la costa de San Diego el jueves temprano, según otro comunicado de prensa de la patrulla fronteriza. Este grupo fue encontrado en una panga, un pequeño bote abierto que se usa a menudo para trabajar frente a las costas de México o Centroamérica, según la Guardia Costera de Estados Unidos. Los barcos propulsados ​​por motor tienen típicamente de 7 a 13 metros de largo.

Las 21 personas incluían a 15 hombres y seis mujeres que eran ciudadanos mexicanos sin estatus legal para ingresar a Estados Unidos, señaló la CBP. Los dos presuntos contrabandistas a bordo enfrentarán cargos federales, indicaron.

Advertisement