Una de las escenas más raras del final de Loki fue improvisada

La primera temporada de Loki ha llegado a su fin y lo ha hecho desatando el caos del Multiverso en Marvel. Toda la serie ha sido pensada de forma meticulosa para culminar con un final impactante que marcará un antes y un después en la historia del MCU.

Decidieron dejar la aportación de Majors porque les pareció “muy divertido”. Foto: marvel

Sin embargo, y a pesar de tratarse de unos minutos que definirán para siempre el pasado, presente y futuro de la franquicia, hay una parte del capítulo no estaba en el guion… o al menos, no del modo en que finalmente apareció en pantalla.

Tal y como recordarán los fans de Marvel que ya hayan completado la serie, siguiendo con los sucesos del quinto episodio, Loki y Sylvie se adentran en la siniestra Ciudad que se oculta más allá del tiempo.

Allí, ambos conocen a El Que Permanece, quien está interpretado por Jonathan Majors (Lovecraft Country). El misterioso personaje explica con exageradas y casi hilarantes maneras a ambos protagonistas quién es (un científico del futuro) y con qué motivo creó la Agencia de Variación Temporal (para evitar que las distintas realidades alternativas se enfrenten en una Guerra Multiversal).

Es entonces cuando, en un arrebato de histrionismo, Majors se sube a la mesa y, agachado, da un par de pesados pasos sobre el escritorio. Sin duda, este fue uno de los gestos más llamativos de su hasta ahora breve interpretación en la serie, un curioso movimiento que, según la directora de la serie, Kate Herron, fue completamente improvisado.

Nunca se pensó en que se subiera a la mesa, es lo divertido de la improvisación”, ha señalado Herron antes de recodar que fue entonces cuando “los cámaras vieron que empezaba a moverse y Autumn (Durald, directora de fotografía) estaba en plan, ‘Vale…’ y entonces veías que las cámaras empezaban a moverse, casi bailando con él”.

Según Herron, decidieron dejar la aportación de Majors porque les pareció “muy divertido” y que “le daba movimiento al personaje de muchas maneras”, algo fundamental para ella a la hora de construir a El que permanece y diferenciarlo de otras versiones del personaje a las que también dará vida el actor.

Majors logró de este modo hacerle un hueco a su creatividad con un guion en el que hasta la última coma estaba más que pensada. El sexto capítulo de Loki será fundamental para el futuro del MCU ya que, muy posiblemente, haya sido el catalizador de lo que ocurra en ‘Spider-Man: No Way Home’ y ‘Doctor Strange and the Multiverse of Madness’.

Eso sin olvidar a ‘Ant-Man and the Wasp: Quantumania’, donde Jonathan Majors volverá para interpretar a Kang el Conquistador, la variante más peligrosa del personaje y un gran villano que aspira a convertirse en el nuevo Thanos dentro del MCU.