Banco Mundial insta a que haya en México equilibrio del gasto en salud y educación

En un contexto en el que la prioridad sigue siendo aumentar la vacunación contra el covid-19.

Fuente Milenio Silvia Rodríguez / Banco Mundial. Foto: (Archivo)

Tras las crisis por la pandemia del covid-19, el Banco Mundial (BM) instó a los países a que hagan un uso eficiente del gasto público; en el caso de México, enfatizó que debe haber un equilibrio entre gasto en salud y educación, y para contribuir a esto puede fortalecerse con la participación del sector privado.

Es muy importante como elemento constructivo para el crecimiento futuro y el éxito, se requiere de financiamiento a nivel del sector público o privado para que se tenga a los maestros necesarios, a los docentes(..)…ésta es una de las muchísimas prioridades para México y otros países que requieren infraestructura, refirió el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

En videoconferencia de prensa por la apertura de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, enfatizó la importancia de las alianzas público-privadas, donde el sector público puede hacer una buena tarea en la contratación y en las adquisiciones, con contratos sólidos y buenas opciones.

El presidente del Banco Mundial refirió que esto se da en un contexto en el que la recuperación económica varía entre países, con crecimientos de 5 por ciento en economías avanzadas y de 0.5 por ciento en naciones de bajos ingresos, con una perspectiva muy sombría en la mayoría de los países, con mucha inflación y bajo empleo.

Además, debido a la pandemia, los cierres de fábricas y de puertos, ha llevado a cuellos de botella en las cadenas de suministro, lo que provoca escasez y, en consecuencia, da cabida para altos precios en tarifas de transporte naviero. Si bien esto se estima que sea transitorio, requerirá cooperación por parte de los formuladores de política económica para resolver estos problemas.

Aumento de la pobreza
Malpass abundó en que esto está provocando un aumento de la pobreza en el mundo, que ha alcanzado a 100 millones de personas den pobreza extrema, lo que implica una regresión importante en el desarrollo, por lo que es vital abordar esta situación con políticas adecuadas.

Nuestra mayor prioridad es el acceso seguro a la vacunas(..)…el Banco Mundial ha podido financiar tanto las dosis, como el despliegue correspondiente, pero tiene que haber un programa de entrega temprana. Estamos instando a los gobiernos que tienen suficientes dosis para que den cabida a esta entrega temprana, dando cabida a países en desarrollo, dijo.

El titular del Banco Mundial destacó de manera importante que el organismo a su cargo también trabaja para reducir la reticencia a la vacunación, con el objetivo de que cuando los países reciban vacunas, se apliquen a la población.