En Opinión: “Congreso regatea recursos a Fiscalía porque va por Rubén” por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

* Es un gran acierto que, por primera vez, el Comité Coordinador demande a los Poderes Legislativo y Ejecutivo más recursos para la Fiscalía General del Estado y la Especializada en Combate a la Corrupción.
* El mayor problema a enfrentar por el Comité Coordinador es la mezquindad del Congreso del Estado porque éste va por la cabeza de Rubén Vasconcelos y Jorge Iruegas, para imponer a incondicionales.

El Comité Coordinador del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción de Oaxaca (SECCO) presumió que el combate a la corrupción va en serio en Oaxaca, que pide cuentas a Semaedeso y Cobao; y pugna por recursos para la Fiscalía.

Ciertamente, es un gran acierto que, por primera vez, el Comité Coordinador demande a los Poderes Legislativo y Ejecutivo más recursos para la Fiscalía General del Estado y la Especializada en Combate a la Corrupción.

Los integrantes del órgano colegiado acordaron gestionar ante la Secretaría de Finanzas (Sefin) y la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), las veces que sean necesarias, autonomía operativa, presupuestaria y financiera para la Fiscalía Anticorrupción.

Sin dejar de reconocer lo altamente positivo que resulta esta determinación, no obstante se queda coja e incompleta porque las funciones de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción van de la mano de la Fiscalía General.

La autonomía de la Fiscalía Anticorrupción, de ninguna manera, es excluyente de las funciones de la Fiscalía General del Estado, por el contrario, son totalmente complementarias y requieren de manera indispensable de estrecha coordinación.

Efectivamente, los integrantes del Comité Coordinador del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción de Oaxaca tienen razón, porque sin mayor presupuesto ambas Fiscalías no podrán resolver sus graves carencias en todos sentidos.

Urge pagar no solo mejores salarios a los servidores públicos responsables de la procuración de justicia, sino sobre todo, pagar los establecidos actualmente, pues a muchos trabajadores de confianza se les adeudan varias quincenas.

Las penurias de la Fiscalía General y de la Fiscalía Anticorrupción llegan al extremo de no tener ni siquiera papel para impresión ni tóner en sus impresoras, menos papel higiénico y jabón para lavarse las manos en los sanitarios.

Ya no hablemos del pago oportuno y adecuado de viáticos, personal altamente calificado, armamento moderno y balas, equipo de radiocomunicación, así como vehículos en buen estado y gasolina, amén de instalaciones dignas y decorosas. 

El mayor problema a enfrentar por el Comité Coordinador del Sistema de Combate a la Corrupción es la mezquindad del Congreso del Estado porque éste va por la cabeza de Rubén Vasconcelos y Jorge Iruegas, para imponer a incondicionales.

Por razones políticas transexenales ambos funcionarios responsables de la procuración de justicia estorban y los diputados apuestan a su rotundo fracaso al carecer de los recursos presupuestales suficientes y adecuados.

Las complicidades entre los diputados del PRIMOR permitieron mantener en manos de los enemigos de Oaxaca la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, pero insaciables como son, van por las Fiscalías.

El Comité Coordinador del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción de Oaxaca (SECCO), aprobó por unanimidad exhortos a la Secretaría del Medio Ambiente Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), por la contratación de la compañía “Alianza Empresarial Larbin” en el manejo del basurero municipal de Oaxaca de Juárez y al Colegio de Bachilleres (Cobao), por la compra de un boleto de avión con recursos públicos para Jorge Venustiano González Ilescas.

El Comité manifestó su apoyo al fiscal especializado con el voto a favor del presidente del Sistema, Adán Córdova Trujillo, los titulares de la Secretaría de la Contraloría, José Ángel Díaz Ortega; Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Oaxaca (IAIPO), Francisco Álvarez Figueroa.

Asimismo, del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO), Guillermo Mengchú; Consejo de la Judicatura, Alfredo Lagunas Rivera; Fiscalía Anticorrupción, Jorge Emilio Iruegas y Tribunal de Justicia Administrativa, Adrián Quiroga.

Durante el encuentro, se expuso la falta de recursos para la autonomía del órgano que hasta la fecha tiene dos mil 850 casos radicados, los cuales atiende con un solo policía investigador.

Lo que representa que las denuncias se encuentren detenidas y que en un 53 por ciento representan señalamientos contra autoridades municipales, con perjuicio al erario por más 1 mil millones de pesos, y un 12 por ciento contra funcionarios y funcionarias estatales, en los que se señalan daños por 2 mil 500 millones de pesos en el patrimonio de las y los oaxaqueños.

Se compararon las características de fiscalías anticorrupción de otras entidades mostrando severas limitaciones para la operación presupuestaria en Oaxaca; lo anterior, queda claro al ver que en el estado de Nuevo León para atender una carga laboral de 240 denuncias radicadas se cuenta con 70 millones de pesos, mientras que en nuestra entidad para 2 mil 850 asuntos se cuenta con cero pesos. Es decir, no existe un presupuesto designado para la FEMCC.

En el marco de esta sólida determinación, se acordó empujar las mismas peticiones y planteamientos ante los Poderes Legislativo y Ejecutivo para todos los organismos anticorrupción en Oaxaca; todo esto, con el único objetivo de que en la entidad se fortalezca el combate a la corrupción de manera ejemplar.

En lo que respecta a los exhortos contra la Semaedeso y el Cobao, el órgano colegiado deberá recibir información por parte de las instituciones señaladas sobre las investigaciones efectuadas sobre los temas antes mencionados, para sancionar los posibles actos, así como evitar su repetición.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here