En Opinión: “La batalla del cambio del sistema” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

         TODOS TENEMOS ESPERANZA DE QUE PRONTO CONSIGAN LAS VACUNAS PARA PROTEGERNOS DEL CORONAVIRUS, DE LO QUE SÍ NADIE NOS SALVA ES DE LA JODA EN LA SALUD, ECONOMÍA Y SEGURIDAD QUE NOS HA DEJADO LA PANDEMIA, COMO DICEN EN MI PUEBLO: “CHINGADAZO DADO NI DIOS LO EVITA”

         China e Inglaterra empezaron a inmunizar a más voluntarios con su posible vacuna y esto llegará sin duda a dar los resultados que todos pensamos, los chinos dicen que su vacuna será para que cualquier país lo pueda utilizar en su favor, es patrimonio universal sostienen. Los ingleses y la Universidad de Oxford no lo dicen pero esperemos que cuando menos la vacuna no caiga en mano de los especuladores y controladores de los medicamentos en el mundo y que los gobierno no paguen de más por esos productos, de lo que no tengo duda es que la corrupción permitirá generar enormes negocios con esos medicamentos en los actuales tiempos.

         Hoy por hoy se han desatado los conflictos en las posiciones ideológicas, algunos sectores dicen que el gobierno actual y sus dirigentes nos pretenden llevar a un estado no de felicidad sino de socialismo, y el gobierno sostiene que los fifís solamente generan conflictos porque no quieren que se reparta adecuadamente la riqueza entre los mexicanos, y esto, por supuesto, sugiere que para hacerlo se deben tener posturas donde se niegue la acumulación para dar paso a la distribución, y bueno, díganle el nombre que quieran, para allá vamos.

         Hemos señalado ya que los estudios sobre seguridad y conflictos sociales en los países después o entre el serio problema del coronavirus dan como conclusión de que en muchos países, incluyendo al nuestro, se provocarán lugares donde los motines y la violencia llegue al saqueo por hambre o por condiciones de inseguridad y de problemas económicos, claro que en ello se pueden prever que las políticas de apoyo a los sectores más necesitados por los programas diseñados por el presidente, López Obrador, cuando menos, garantizan que los estallidos sociales y la violencia no se generalice en el país y que la violencia se genere solamente en sitios muy especiales donde se podrá instrumentar programas de apoyo para desactivar la violencia, porque lo que será una realidad es que no se utilizarán a las fuerzas de seguridad para contener las manifestaciones y los saqueos, eso porque es la convicción del presidente y las instrucciones a las fuerzas de seguridad.

         Pero lo que es una realidad es que en muchos puntos del país, en el campo y en las ciudades existen focos de control por parte de los grupos de la delincuencia organizada,  muchos son importantes porque son los centros de producción o de manejo de los laboratorios o centros de concentración y distribución de armas, drogas, dinero y gentes que se hacen por esos grupos, en los centros urbanos porque son los sitios del consumo masivo de las drogas baratas y de donde se cooptan a muchos jóvenes y viejos para que sean usados por esos grupos en la protección y avance de sus intereses y sean, al final de cuentas, la carne de cañón en las confrontaciones entre  grupos o bien los ejércitos de cobro de derechos de piso o de préstamos que se hacen en todo el país. Por esa razón, zonas como Tepito o las marginadas de la capital son los centros de operación y protección de los mafiosos y es así que, por ejemplo, la policía capitalina, comandada por Omar García, adopta la estrategia de desmantelar a los grupos mafiosos y esto cuando garantiza el evitar mayor violencia en las zonas y el de impulsar los programas y las acciones para dar seguridad pública a los ciudadanos.

         Ahora, empezaremos a ver las acciones entre los grupos sociales donde la organización y los apoyos han calado en su favor por parte del gobierno y en esos sitios saldrán los grupos de apoyo para dar o pretender dar continuidad a los apoyos en favor de la labor del presidente, para confrontar a sus críticos, y esto es lógico, porque al final de cuentas la “llamada oposición” además de no existir como tal, está desmadrada y no tiene organizaciones ni voceros confiables para dar una lucha y confrontación, así que lo lógico es que las huestes del presidente o los encargados en MORENA de accionar a los grupos sociales comiencen con su labor para evitar cualquier acción que les pueda frenar en el cambio, no de gobierno, sino del CAMBIO DE SISTEMA, tal como lo ha manifestado López Obrador y sus simpatizantes políticos.

         Los únicos recursos que tienen los grupos de clasemedieros para dar la “batalla ideológica” son algunos medios que no entienden de que no entienden y de organismos empresariales que al primer soplo de respuesta real en su contra se encierran a temblar, alegando que ya llegó el lobo del comunismo, y total, solamente generan miedo y temor entre su propios grupos que lo único que pueden hacer es sacar dinero de sus cuentas y lamentarse en las calles y rincones, pero sin tener organización ni apoyos reales. Los grandes capitalistas, ellos mismos lo ven y se quedan callados, son los mejores aliados del presidente en este cambio de sistema, porque al final de cuentas siguen mamando del presupuesto usando los bienes y contratos y fondos públicos para hacer sus grandes negocios privados, y los que en verdad deben estar espantados y temblando por lo que les viene son los clasemedieros y muchos de los grupos de profesionistas que, ahora la llevan de perder. Así, digan lo que digan, la realidad es que estamos en las puertas del CAMBIO DE SISTEMA, y esto, por supuesto, genera conflictos y tensiones donde el grupo de los clasemedieros llevan la de perder; imagínese que les mandan a las huestes de simpatizantes a cercar casas y empresas para que no sigan jodiendo la imagen del presidente, pues a correr, si es que pueden…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here