En Opinión: “El Diablo no es Diablo por viejo, sino por su poder” por Sócrates Campos Lemus

¡Comparte!

¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!

Lunes 28 julio y miles de distritofederalenses llegan a realizar sus peticiones a la iglesia de San Hipólito para solicitarle a San Juditas Tadeo muchas cosas, como un santo que “soluciona cualquier tragedia o resuelve muchos problemas de gran nivel”, sería bueno que se leyera el libro de San Judas Tadeo escrito por Don Antonio Velasco Piña porque hace un gran análisis de la vida y obra de San Judas.

Cuentan las historias que muchos policías y ladrones como muestra se reunían cada día 28 en esa iglesia para solicitar los milagros y se veían las procesiones mensuales de miles de fanáticos que llevaban las esculturas medallas veladoras medallitas a cambio de jugosas limosnas esperando los milagritos. Ahora, con la crisis económica y la pandemia muchos mexicanos ponen mucha fe y demandan los milagros porque los problemas personales y familiares aumentan, millones de mexicanos pierden sus empleos por el cierre de empresas y negocios, otros bajan sus ingresos por las mismas razones y a pesar de que cuentan con los apoyos de sus patrones la pandemia obliga a establecer nuevos mecanismos de apoyo y muchos empresas están punto del colapso y cierre a menos que se decidan establecer protocolos de seguridad que aumentan costos y gastos pero reabriendo negocios para evitar el mayor desempleo y cierre de empresas y así muchos van este 28 a ver si San Judas, que realiza los milagros importantes les hace el favor, no importa que la iglesia se pueda encontrar cerrada, miles de fieles van a sus puertas con la esperanza y la fe puestas en esos milagros, porque en México casi todos, incluyendo a “intelectuales preparados” esperan los milagros a su favor.

Y lo que es la miseria humana de muchos lo podremos ver en un simple acto de “caridad” porque como burla o venganza o resentimiento y odio, algún idiota de Chetumal Quintana Roo le dio a un hombre en condición de calle un plato de arroz revuelto con croquetas de perro y al ser descubierto por otro ciudadano al que acudía este indigente a solicitarle pan o tortillas para su platillo y darse cuenta del acto tomó las fotos y las subió a las redes que respondía con muestras de indignación y apoyo solidario en favor de este hombre pobre y marginado. Así se le ayudó, limpió, dándole ropa y dándole de comer y seguramente, el imbécil resentido y negativo que realizara el acto indignante de darle arroz con croquetas, se estará lamentando o revolcándose de risa por su “chiste,” pero como diría mi abuela, todo lo malo que haces en la tierra lo pagas en este infierno, no en el más allá.

Cada vez que el dr. Hugo López-Gatell da razones de peso para criticar a los causantes de la pandemia de sobrepeso, diabetes, males cardiacos por el consumo de refresco, cigarrillos y comidas chatarras que generan males y muertes de miles de mexicanos ,y esas empresas no tienen “responsabilidad” sino solamente gozan de sus enormes utilidades sin dar nada para que los males causados y daños a los mexicanos sean reparados, porque al final de cuentas, todos los mexicanos por medio de los impuestos, terminamos pagando por la atención y salud de los dañados por esos pulpos comerciales que tanto chingan a la gente, y entonces, cuando les tocan tantito pues con los convenios comerciales que mantienen con muchos medios y comunicadores por la publicidad y las amplias relaciones que sostienen en gobiernos que les brindan toda clase de facilidades para sus inversiones a pesar de que, por ejemplo, por cada OXXO que se pone en una ciudad donde se reciben grandes tajadas por parte de funcionarios municipales y estatales o se convierten en socios de la empresa, cierra muchos changarros y estanquillos de colonias, dejando sin protección a miles y miles de mexicanos, porque ellos son dueños de la publicidad y de las promociones que se niegan a las tienditas de la esquina. Por ello, pueden orquestar amplias campañas para atacar y joder a cualquier funcionario y así como la “cacacola” impuso a Vicente Fox, su administrador, como presidente, ahora pretenden seguir con el cuento de la oposición y de encabezar las acciones en contra del actual gobierno, porque parece, solamente parece, que un buen día no tendrá más remedio, el presidente y las autoridades sanitarias, de entrar en el asunto de las refresqueras, tabacaleras y fábricas de comida chatarra para imponerles las sanciones necesarias o reglamentarlas para que no sigan haciendo daño a la salud y vida de miles de mexicanos… claro, con el debido respeto que le deben al “diablo”, no se vaya a molestar mucho…

Hay que aclarar que don Hugo, siguiendo la tendencia política de su amado jefe, solamente mencionó los daños del consumo de refrescos y comidas chatarras y jamás dijo que investigarían para ponerles un orden y sanciones para que dejen de envenenar al pueblo de México y así le ha ido como le ha ido, campañas implementadas de desprestigio en momentos claves donde él mismo, por acciones que nadie entiende ya no se da a entender del cómo se debe enfrentar la pandemia y hay descontrol, el mejor comunicólogo del presidente también se hace bolas y no da pie con bola…

Ahora, solamente faltaría que el famoso “diablo,” el que ya saben quién es todos los regios y le temen por diablo no por viejo, le haga reclamos al presidente para imponerle a López-Gatell un bozal o tapa bocas y todo es posible con este señor, porque solamente sus relaciones y poderosa fortuna pone a temblar a muchos sectores del gobierno y de la dirigencia en la iniciativa privada, y por supuesto, muchos medios y comunicadores porque es uno de los pocos financieros de las empresas de comunicación que siguen pagando inmensos recursos por medio de la “publicidad comercial” que ya también, por la crisis, no solamente venden los espacios sino las conciencias, y eso, en realidad, pues está muy grave en las condiciones actuales. Así que Gatell debe tener cuidado porque encabronado “el diablo” ni quién lo pare…así que más vale que piensen en que si van hablar tengan también el garrote listo, cuando menos para defenderse, porque el “diablo” pues es el mero “diablo”, eso que ni qué…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here