En Opinión: “Urge operación política en desarrollo del Istmo” por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

* La inversión en materia de obras y la creación de nuevas empresas traerá consigo la generación de más de 500 mil empleos y más de 20 mil millones de dólares de inversión, en los próximos 30 años.

* Por ello, se requiere de una sólida estructura de funcionarios estatales y regionales y, sobre todo, de operadores políticos, con una clara visión de la importancia continental del desarrollo del Istmo.

Con todo y ser el amargo pan nuestro de cada día, y a pesar de ser algo completamente anormal, la mezquindad ha sentado carta de naturalización en Oaxaca. El triunfo se persigue de oficio.

Cada día es más fácil observar que en Oaxaca, irónicamente pasa todo y no pasa nada; se perdona todo lo peor: corrupción en grado extremo con lavado de dinero de la delincuencia organizada.

Abusos, arbitrariedades e injusticias al por mayor por parte de las propias autoridades de los diversos órdenes de gobierno, las más de las veces totalmente impunes por las complicidades.

Es un proceso que forma parte de la descomposición ética y moral, social, política y económica. Salvo honrosas excepciones, en muchos casos se perdió la integridad intelectual y material.

Lamentable y dolorosamente, muchas veces deja de tener valía y sentido el respeto al cumplimiento de la palabra empeñada por honor. No hablemos de la lealtad, perdida en el olvido.

Presente en mayor medida en el ámbito político y la administración pública, este fenómeno no es exclusivo de éstos. Permea como la humedad hacia todos los sectores y actividades humanas.

De ahí la trascendencia de destacar periodísticamente el análisis de la información positiva que, afortunadamente, seguirá existiendo, porque la verdad nos hace libres de pensamiento y acción.  

En este sentido, sin dejo alguno de soberbia, nos complace íntimamente de manera profesional que, una vez más, el tiempo dé la razón a nuestros dichos escritos en este espacio de opinión.  

Escribimos que Alejandro Murat apuesta todo su resto en los dos años y medio que quedan a su Gobierno, a la realización del Corredor Interoceánico y al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec.

No falta razón a Murat porque ambos megaproyectos tienen innegable importancia geopolítica global, en la guerra comercial entre los imperios de China y los Estados Unidos de América.

Sin tremendismo alguno, no es exagerado sostener que el Corredor Interoceánico y el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec son quizás, una de las últimas oportunidades de desarrollo de Oaxaca.

Urge, pues, contar con un organismo con personalidad jurídica, patrimonio y presupuesto propios, como lo tiene Veracruz, con operadores políticos eficaces y eficientes que desactiven los conflictos.

Con todo y ser obras magnas las dos, no son las únicas comprendidas en el Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec que tiene un enfoque integral, para detonar el crecimiento económico.

Un día después, en entrevista con el diario Excélsior, el Gobernador Murat Hinojosa adelantó que este mes se iniciarán en Oaxaca 100 obras con inversiones por más de 3 mil 500 millones de pesos.

Se sumarán los más de 2 mil millones de pesos que ya se estaban aplicando en el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y las dos autopistas que conectarán a la capital con los destinos de playa.

Es de resaltar que aun cuando el avance en la construcción de las autopistas ya estaba incluido en su programa de trabajo, ayudará a detonar la economía después de la contingencia sanitaria.

Con el Gobierno federal se presentará en septiembre ante el Presidente López Obrador el Programa de Inversiones en el Istmo, para crear un corredor industrial con empresas de Singapur.

La inversión en materia de obras y la creación de nuevas empresas traerá consigo la generación de más de 500 mil empleos y más de 20 mil millones de dólares de inversión, en los próximos 30 años.

Ante este halagüeño panorama es indispensable reforzar y fortalecer el diálogo y la concertación para inhibir y desactivar los conflictos, con la elaboración previa de una precisa Agenda de Riesgos.

Para ello se requiere de una sólida estructura de funcionarios estatales y regionales y, sobre todo, de operadores políticos, con una clara visión de la importancia continental del desarrollo del Istmo.

La interlocución, en tiempo y forma adecuada y oportuna, siempre será la mejor estrategia, para evitar que vivales como Alejandro Osorio, presionen y chantajeen al Gobierno federal y Estatal.

Este sujeto cuenta con un negro historial delictivo. Fue expulsado de la Sección 22 por “charro”. Se le aplicó el Principio Rector 20 en tiempos del ex dirigente magisterial Enrique Rueda Pacheco.

Tiene cuentas pendientes con la justicia por defraudar a más de 150 personas en Ixtepec con la construcción de sus viviendas. Actualmente, se refugia en las filas de la Sección 59 del SNTE.

Usa el nombre de la Sección 22 de la CNTE en la región del Istmo, amenazando con bloquear el proyecto del Ferrocarril del Istmo bajo la supuesta bandera de defensa de los territorios indígenas.

El mayor problema al que debe prestar atención urgente el Gobierno Federal y Estatal es que no es el único sujeto que pretende presionar y chantajear con las obras del Corredor Interoceánico.

alfredo-daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here