En Opinión: “Cobro de agravios a Videgaray, Osorio, Peña, Calderón y Salinas” por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

* La maquinaria del Estado mexicano ha sido puesta en marcha por el gobierno de la 4T en contra, más que del ex presidente Enrique Peña Nieto, en contra del “villano favorito” Carlos Salinas. 

* El ariete jurídico-político para demoler la mítica figura de Carlos Salinas de Gortari es Emilio Lozoya Austin, hijo de Emilio Lozoya Thalmann, ex integrante de la llamada “familia feliz” salinista.

La política es de tiempos y ritmos… electorales. La sabiduría del viejo sistema político dividió los sexenios en tres periodos de dos años. Los primeros para fortalecerse y consolidarse en el poder.

Los siguientes dos años para aplastar, sobre todo, a los enemigos, y ayudar a los amigos. Y los dos últimos años para poner en marcha la Operación Cicatriz y reconciliarse con los adversarios.

Animal político formado en los sótanos del viejo PRI, el presidente Andrés Manuel López Obrador aplica fielmente esta estrategia. En los dos primeros años de su gobierno ha buscado fortalecerse.

Ahora, sonó la hora del cobro de facturas por agravios pasados a su paso por el PRI y el PRD. A través de René Bejarano y Dolores Padierna, la primera en pagar con cárcel ha sido Rosario Robles.

La maquinaria del Estado mexicano ha sido puesta en marcha por el gobierno de la 4T en contra, más que del ex presidente Enrique Peña Nieto, en contra del “villano favorito” Carlos Salinas.  

El ariete jurídico-político para demoler la mítica figura de Salinas de Gortari es Emilio Lozoya Austin, hijo de Emilio Lozoya Thalmann, ex integrante de la llamada “familia feliz” salinista.

La inicial bola de nieve de corrupción de Emilio Lozoya amenaza convertirse en avalancha y arrasar a su paso a los principales integrantes del grupo más cercano al ex presidente Enrique Peña Nieto.

Tampoco está exento del cobro de agravios contra López Obrador el ex presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, por lo que también podría ser sentado en el banquillo de los acusados.

Ya están en la mira Luis Videgaray Caso y Miguel Ángel Osorio Chong. El primero por su probable vinculación con la escandalosa corrupción de Pemex con la petrolera brasileña Odebrecht.

Y Miguel Ángel Osorio Chong por su cercanía con Genaro García Luna y ex funcionarios de la Policía Federal contra quienes la FGR presuntamente ha girado 19 órdenes de aprehensión.

Días después de la captura en Estados Unidos del ex secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna el nombre del político hidalguense surgió con fuerza.

Para combatir supuesta o realmente la corrupción el presidente Andrés Manuel López Obrador utiliza fielmente la estrategia estadunidense de seguir la huella del dinero para perseguir delitos.

El gobierno de la 4T se apoya en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el Servicio de Administración Tributaria a cargo de Santiago Nieto Castillo contra sus enemigos y adversarios.

La Fiscalía General de la República (FGR) presuntamente solicitó a un juez federal 19 órdenes de aprehensión en contra de ex funcionarios de la extinta Policía Federal, quienes eran cercanos al secretario de Gobernación durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong.

En julio de este año, se dio a conocer que la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Fiscalía General de la República (FGR), indagan las propiedades y cuentas bancarias de Miguel Ángel Osorio Chong, por lo que interpuso un juicio de amparo.

No obstante, el titular de la UIF, Santiago Nieto, aseguró a través de Twitter que no existía ninguna investigación relacionada con Osorio Chong, pues integrantes del PRI acusaron una persecución del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La Unidad de Inteligencia Financiera a cargo de Santiago Nieto Castillo, descubrió que empresas de o relacionadas con Genaro García Luna, siguieron operando en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Según la investigación en México, cuando aún era secretario de Seguridad Pública, García Luna habría adquirido a la empresa Nunvav Inc. -propiedad de los hermanos Weinberg relacionada con la seguridad-, el software Nicetrack para conocer en tiempo real ubicaciones de personas.

Dada la influencia y poder que llegó a acumular en el gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna logró que el contrato continuara en el siguiente sexenio, cuando el responsable de la Secretaría de Gobernación era Miguel Ángel Osorio Chong.

Según la investigación de la UIF, García Luna pudo triangular casi 3,000 millones de pesos desde el gobierno federal hacia empresas de las que es socio, y para obtener recursos para la compra de una casa en Miami, misma que uno de los Weinberg reconoció que le rentaba.

La Unidad de Inteligencia Financiera detectó que desde agosto de 2013, comenzaron las transferencias de dinero de Gobernación hacia las empresas vinculadas con el ex secretario de seguridad en tres operaciones distintas.

Primeramente, fue un depósito por 55 millones de pesos, luego otro de 2,623 millones de pesos y uno más de siete millones de dólares, por lo que el 9 de diciembre de 2019 fue detenido en Dallas, Texas.

Gracias a la triangulación de recursos públicos y de la mano de las empresas de los Weinberg, Genaro García Luna pudo rentar y comprar propiedades en Estados Unidos, a precios que no corresponden al sueldo que tuvo como servidor público.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here