En Opinión: “COVID-19, negocio global por contagios y la muerte” por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

* El laboratorio biológico chino de Wuhan es propiedad de Glaxo, empresa británica, que casualmente es socio mayoritario de Pfizer, el laboratorio estadounidense de la vacuna milagrosa para la COVID-19, patrocinada por Bill Gates. 

* En el postmoderno negocio de la enfermedad y la muerte participan el gigante de las finanzas Black Rock, que casualmente maneja las finanzas de la Open Foundation Society (Soros), que casualmente se ocupa de intereses de la francesa AXA.
 

El infierno tan temido del bioterrorismo como trama de la ciencia ficción, es una cruel e injusta realidad con la pandemia del nuevo coronavirus, a través de las nada nuevas guerras bacteriológicas.

Los viejos, llamados con disimulo adultos mayores, los enfermos y, sobre todo, los pobres que proliferan en el mundo, son condenados a muerte por los sumos sacerdotes del moderno Sanedrín.

De la población total del mundo estimada actualmente en 7,600 miles de millones de habitantes alrededor de la mitad 3,800 miles de millones de personas, son pobres en los cinco continentes.

Esta realidad hace entendible porque la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2-COVID-19 ha sido convertida en el gran negocio global por contagios de la moderna “peste negra” y la muerte.

Convencido de la existencia real de las conspiraciones orquestadas por los centros del poder mundial políticos y económicos, compartimos información aterradora que circula profusamente.

El laboratorio biológico chino de Wuhan es propiedad de Glaxo GlaxoSmithKline (GSK), empresa británica, que casualmente es socio mayoritario de Pfizer, el laboratorio estadounidense de la vacuna milagrosa para la COVID.

GSK es el resultado de la fusión de Glaxo Wellcome y SmithKline Beecham, casualmente empresa de investigación bioquímica en el Sistema Nervioso Central, oncología, antibióticos, respiratorios y endocrinología.

En 2014 GSK adquirió la unidad de vacunas de Novartis y Novartis la unidad de consumo de fármacos Over the Counter, o sea, fármacos que no requieren receta médica en cuidado dental y de la salud.

La multinacional GSK maneja las finanzas de Black Rock, que casualmente maneja las finanzas de la Open Foundation Society, presidida por el magnate George Soros, que casualmente se ocupa de intereses del grupo asegurador francés AXA.

Con dinero de AXA, con fuerte presencia en el mercado asegurador mexicano, casualmente la empresa alemana Winterthur construyó el laboratorio chino, comprada accidentalmente por la alemana Allianz, cuyo gran accionista casualmente es Vanguard.

The Vanguard Group es el mayor gestor de fondos de inversión del mundo y el segundo proveedor de ETFs después iShares, compañía de Blackrock​. Ofrece ETFs,  fondo índice cotizado, de bajo costo para los inversionistas mexicanos.

Esta última multinacional es accionista de Black Rock que controla los bancos centrales y gestiona un tercio del capital de inversión mundial, que por casualidad es accionista de Microsoft y Bill Gates.

Casualmente Gates es accionista del laboratorio Pfizer y actualmente el primer patrocinador de Pfizer ¿Está claro por qué entró un murciélago y atrapar a la serpiente y todo el planeta se infectó?

Casualmente hace tres meses, el 15 de septiembre, el magnate de la tecnología y fundador de Microsoft, aseguró que la primera vacuna disponible sería la elaborada por la estadounidense Pfizer.

Ante esta serie de casualidades, que no existen en la política ni las finanzas, indispensable es recordar que lo largo de la historia desde que el hombre apareció sobre la Tierra, sembrar el terror es la mejor estrategia de control y dominación mundial, ahora, a través de la pandemia global COVID-19.

Hace dos mil años, los árabes descubrieron que obligara las personas a cubrir la nariz o la boca quitaba la personalidad y despersonalizaba, ayudando a hacerlos más sumisos/as.

Con eso impusieron a toda mujer el uso obligatorio de un velo sobre el rostro. Luego, el Islam lo convirtió en símbolo de sumisión de la mujer a Alá, después al rey y por último al dueño del harem.

La psicología moderna lo explica: sin un rostro no existimos como seres independientes ni como personas libres de pensamiento y acción. China hizo lo mismo con su pueblo en las últimas décadas.

Y como en la escuela no nos enseñan la verdadera historia, estamos condenados a repetirla. Desde laboratorio biológico chino de Wuhan, convertido en monte Sinaí, se lanzó el nuevo mandamiento.

QUEDATE EN CASA: Que nosotros te dejaremos sin trabajo para transformarte en dependiente del estado. Que nosotros decidiremos cuándo y cómo podrás salir, aunque no tengas dinero para hacer compras.

Aunque le queden pocos años de vida a tus padres, y ellos no vean sus nietos por la duda que se contagiarán. Aun así debes continuar pagando tus impuestos, aunque no estés trabajando.

Y te distraes con cosas banales y vives confundido con cosas absurdas, y no veas lo que realmente estamos haciendo con tus derechos. Porque si sales fuera de tu casa corres el riesgo  de morir de una gripe con 2% de mortalidad.

QUEDATE EN CASA:

Así podremos estudiar tu comportamiento, para poder controlarte mejor con nuestros satélites y los dispositivos conectados. Dejaremos una lista de entretenimiento virtual para que no cuestiones la nueva normalidad.

Y cuidado con lo que haces porque tus vecinos también actúan con nuestra policía. No te expongas a la luz solar ni a las bacterias, así destruimos tu sistema inmunológico. Así sacamos el dinero de circulación, creamos una sola moneda y preparamos el camino para la vacuna de la nueva especie.

QUEDATE EN CASA: Así podemos continuar con nuestra agenda del Nuevo Orden Mundial, haciendo los cambios que queremos sin que te des cuenta, sin interferencias y sin protestas.

Te alejas de todo lo que te hace humano, así nuestra acción será más sutil, lo encontrarás normal y no habrá culpables. Como cuando Hitler daba órdenes y las personas cumplían. Solo que él lo hacía con armas y nosotros con el miedo.

QUEDATE EN CASA: No luches por tus derechos como ciudadano ni por tu familia, te queremos dócil, no un rebelde. Sin libertad, sin trabajo, sin escuela, sin religión, sin viajes, sin capacidad de discernir, sin futuro, sin humanidad, pero con Tiktok y Netflix.

QUEDATE EN CASA: Mientras gestionamos y preparamos una dictadura, gracias a tu ignorancia y tolerancia. QUEDATE EN CASA: Hasta que te deshumanices por completo y pierdas la empatía por tu gente, creando una división o ruptura imposible de remediar. ¡POR EL RESTO DE TU VIDA! ¡Entiéndelo, no te quieren sano, ¡¡¡te quieren esclavo!!! El Nuevo Orden Mundial es ese, controlando pérfidamente al mundo. ¡RECUERDA! Todo esto tiene solución. SÓLO DEPENDE DE NOSOTROS.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here