Virus SARS-CoV2, desafío ambiental para su tratamiento

¡Comparte!

La pandemia ha planteado importantes desafíos ambientales, incluida la gestión de residuos peligrosos biológicos infecciosos (RPBI), debido al tiempo de supervivencia del virus SARS-CoV-2 en superficies inanimadas.

Seguridad e higiene, reto ante desechos sanitarios. SHUTERSTOCK.

Asia.-Un estudio realizado p or el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), mostró que, en las ciudades de Yakarta, Bangkok, Kuala Lumpur, Bangkok y Ha Noi, se produjeron más de 5 mil 376 toneladas adicionales de residuos sanitarios durante 30 días de pandemia.

Advertisement

El incremento de estos desechos también es un fenómeno que se está viviendo en México: de acuerdo con datos de Red Ambiental se duplicó el peso y se cuadriplicó el volumen de este tipo desechos.

Juan Marín, gerente de Calidad, Medio Ambiente, Seguridad e Higiene CMASH de Red Ambiental, considera que la emergencia sanitaria “requería una acción disruptiva, para solucionar los retos a los que nos enfrentamos, planteando soluciones o complementando los procesos puntuales del manejo de residuos, para agilizar la recolección, traslado y acopio de los volúmenes adicionales”.
Para Marín, “el residuo más peligroso es el que no sabemos dónde está, porque al final aparece en los ríos, en los lagos, en la selva o en la montaña, provocando daños a la salud y al medio ambiente”, agregó el directivo.


De ahí que “el tratamiento integral de manejos de residuos peligrosos es fundamental: en dónde se recogen, cómo se transportan, dónde se trata y cuál es su destino final: esos puntos tienen un protocolo de seguridad que evitan riesgos de contagio, de exposición del personal o de la población en general”, finalizó.

Advertisement