En Opinión: ¡Ya basta de violencia contra los periodistas! por Alfredo Martínez de Aguilar

¡Comparte!

* Aun cuando como Ombudsperson, Arturo de Jesús Peimbert Calvo, no se ocupó ni preocupó por las agresiones a los periodistas, hoy como Fiscal General del Estado es su obligación hacerlo.
* El cerebro de la organización Sol Rojo, es el ex guerrillero Felipe Edgardo Canseco Ruiz, suplente de Francisco Martinez Neri, candidato de Morena a la alcaldía de la capital oaxaqueña.

Los demonios electorales de los grupos de presión y chantaje están sueltos. La anarquía se agrava por la creciente inseguridad y cada vez más brutal violencia que puede llevar a la ingobernabilidad.

Al manipular a los dirigentes de los grupos de presión, se fortalece la presunción que la mano negra que mece la cuna de la violencia política está vinculada a Morena y al gobierno de la 4T.

Las benditas redes sociales desvelan sus nexos causales. De la radicalización de pseudonormalistas se señala a Wilbert Santiago, vocero de la Sección 22 de la CNTE, y operador político de Morena.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) afirma de manera reiterada que no hay razón para que los normalistas se movilicen porque no hay demandas pendientes de atención.

La autoridad rectora de la educación ha insistido en señalar los últimos días que la movilización actual no es avalada por la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO).

Asimismo, informan que al istmeño Wilbert Santiago lo financia el FUCO, organización financiada por ediles municipales que forman la franja istmeña, afines al narco senador Salomón Jara Cruz.

Atribuyen la radicalización a intereses de líderes; bloquear la carretera 190 e ingresar al ex IEEPO busca atraer reflectores del Gobierno federal para negociar posiciones políticas en Morena.

Los titiriteros de los pseudonormalistas buscan mesa con Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, advierten cibernautas que hay gato encerrado, con sobrada razón en las redes sociales.

En esa lógica perversa se inscribe la agresión de los pseudonormalistas a los reporteros de diversos medios de comunicación que cubrían la información de la toma de las instalaciones del ex IEEPO.

Expresamos nuestra más enérgica condena por la agresión y demandamos que se investigue y sancione a los probables responsables, y se garantice ante todo la seguridad de los periodistas.

¡Ya basta de impunidad en los ataques contra los periodistas por diversas organizaciones políticas y sociales! ¡Urge garantizar la seguridad de los periodistas en el ejercicio de su labor informativa!

Aun cuando como Ombudsperson, Arturo de Jesús Peimbert Calvo, no se ocupó ni preocupó por las agresiones a los periodistas, hoy como Fiscal General del Estado es su obligación hacerlo.

Advertisement

Al mismo tiempo, demandamos la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y de los organismos internacionales defensores de los periodistas y de la libertad de expresión.

Dejar impunes los atentados y ataques a los periodistas en Oaxaca y en México ha sentado un precedente sumamente negativo que es obligación de las autoridades locales y federales revertir.

Es indispensable mayor coordinación entre las autoridades responsables de la prevención de los delitos en materia de seguridad pública y de persecución de los delitos y procuración de justicia.

A quienes duden de la mano negra de Morena detrás del caos por los bloqueos carreteros y calles en la región del Istmo y la ciudad de Oaxaca, está la organización marxista-leninista Sol Rojo.

Interesante es saber que el cerebro de Sol Rojo, es el ex guerrillero Felipe Edgardo Canseco Ruiz, suplente de Francisco Martinez Neri, candidato de Morena a la alcaldía de la capital oaxaqueña.

Es el mismo caso del centroamericano Carlos Beas Torres, dirigente de la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), también estrechamente vinculado al partido Morena.

Habitantes de 42 comunidades realizaron bloqueos carreteros contra megaproyectos y las altas tarifas de electricidad en el Istmo, Tuxtepec, y la toma de la refinería de Pemex en Salina Cruz.

No hay que descartar la mano negra de funcionarios y ex funcionarios interesados en apoderarse de las más de tres hectáreas de las ex oficinas del IEEPO para hacer multimillonarios negocios.

La violencia de los pseudonormalistas es una provocación para que la policía actúe en su contra y victimizarse. Los intereses del FUCO les llevan a cometer excesos y a agredir a los reporteros.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Advertisement