El último videocentro en Tlalnepantla se niega a morir

¡Comparte!

Quizá algunos al leer estas palabras no comprendan la importancia que para varias generaciones en México significa la palabra Videocentro, el lugar que no dejó que el aburrimiento se hiciera presente y ofreció casetes de video en formatos Beta y VHS, incluso llegó a ofertar DVD, pero no resistió los embates de tecnología, o al menos, eso se pensaba.

Luego de 23 años, en plena era digital en la que, el cine se consume a través de descargas o servicios de streaming, el Videocentro Viveros del Valle sigue abierto y es identificado como el último del país.

Ubicado en Tlalnepantla, Estado de México, la familia Ramírez Rosas arrancó con el negocio en 1996, cuando la renta física de películas estaba en su apogeo; pero a lo largo de dos décadas, enfrentaron la transición del formato físico VHS al DVD y Blue-Ray; y posteriormente la llegada de internet, con la cual, las familias dejaron de salir de casa para buscar una “peli” en el videoclub.

En el año 2000 Videocentro quebró; así vieron morir al resto de los negocios del ramo, incluido Blockbuster, su principal competidor, en 2016 y aparecer a Netflix y otras plataformas.

A pesar de la muerte del fundador del Videocentro, Alberto y Daniel, sus hijos, y su mamá, la señora Inés Rosas, siguieron adelante; ajustándose a las nuevas condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here