Falla toma de temperatura en reapertura de negocios en CDMX debido a molestia de clientes

¡Comparte!

  • Trabajadores mide la temperatura de los clientes en el brazo del visitante, y no en la frente o la sien, que es el lugar indicado.

La toma de la temperatura que realizan algunos establecimientos para detectar casos sospechosos de COVID-19 empezó a fallar no tanto por los trabajadores que llevan a cabo este protocolo sino por los propios clientes, que se molestan e incluso se llegan a poner agresivos si la toma se les realiza en la frente.

En un recorrido por negocios y bancos de Avenida Universidad, en la CDMX, se observó que estos brindan gel antibacterial, hay tapetes desinfectantes y en varios casos, un trabajador mide la temperatura de los clientes con termómetro infrarrojo, pero la medición suele tomarse en el brazo del visitante, y no en la frente o la sien, que es el lugar indicado.

“Es que ya a mucha gente no le gusta que le tomen la temperatura en la frente, se molesta”, reconoce el trabajador de una tienda de Plaza Universidad al preguntarle por qué no apuntó el termómetro hacia la frente.

De hecho en un comparativo, la medición fue de 36.5 en la frente y 33.3 en el brazo.

En la entrada de la plaza Patio Universidad, el trabajador encargado del filtro sanitario sí toma la temperatura en la frente. Se le preguntó si eso no le ha traído problemas.

“Algunas personas sí (se ponen agresivas). Dicen que es en la mano pero ahí sale más baja o no marca”, añadió.

Laura Alejandra, visitante de la plaza, cierra sus ojos y los tapa con su mano cuando la revisan, pues tiene dudas sobre si el termómetro puede hacer daño.

Especialista desmiente daño por toma de temperatura en la frente

Sin embargo, el infectólogo y director del Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, Juan Luis Mosqueda aclaró que los termómetros infrarrojos son inofensivos, pues no emiten ninguna luz o energía que cause daño.

El especialista desmintió los rumores que circulan en las redes sociales respecto a que los termómetros dañan las neuronas.

Advirtió que la medición debe ser en la frente o la sien porque tienen una temperatura distinta al resto del cuerpo y son las áreas adecuadas para detectar fiebre.

“Si miden la temperatura en otra parte como el brazo, sale a veces 33 grados, así que no van a detectar a quien tenga fiebre”, advirtió.

Cuando la medición es de 37.5 grados o mayor, hay fiebre y se debe aislar a la persona para canalizarla al médico. Por ello, Mosqueda recomendó tomar bien la temperatura sobre todo ante la reactivación económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here