Maduro cena en lujoso restaurante en Estambul en medio de hiperinflación venezolana

¡Comparte!

En el marco de su gira que lo llevó a China y Turquía, el mandatario bolivariano degustó de platillos preparados

Mientras Venezuela sufre una de las mayores inflaciones de su historia, el presidente Nicolás Maduro visitó uno de los lujosos restaurantes pertenecientes a la cadena de asadores Nusr-Et, ubicado en Estambul.

En el marco de su reciente gira que lo llevó a China y Turquía, el mandatario bolivariano degustó platillos preparados por el famoso chef turco Nusret Gökçe, mejor conocido como Salt Bae.

Bae realizó los cortes de la mesa exclusivamente para el presidente venezolano y su esposa, Cilia Flores.

En un video, Maduro le dice a los comensales: "Esto es una sola vez en la vida, ¿verdad?", dice Maduro, mientras Gokce corta rodajas de bistec para la pareja presidencial venezolana junto a la mesa.

Durante su visita al restaurante, Maduro también recibió un puro en un cofre personalizado con su nombre y una playera alusiva al chef.

En redes sociales han circulado imágenes del encuentro y el mismo chef fue uno de los que publicó un video en su cuenta de Instagram, en el que le agradeció al presidente su visita: "Quisiera agradecer al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por visitarnos".

Sin embargo, más tarde el chef retiró la publicación ante la reacción de los usuarios.

La oposición venezolana dijo que la cena era una evidencia de la desconexión de Maduro con la crisis del país, que ha llevado a que más de 2 millones de personas hayan emigrado para escapar de la escasez de alimentos y medicinas.

La caída económica de Venezuela se sitúa entre las más graves de los últimos 60 años en el mundo, de acuerdo con expertos que propusieron la intervención de la comunidad internacional para evitar el colapso total del país, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó una inflación de un millón por ciento para 2018 y daños colaterales a las naciones vecinas que reciben miles de migrantes.

Con una caída del 50 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), los catedráticos venezolanos afirmaron que “es la catástrofe económicas más grandes de los últimos 60 años, por encima de la sucedida en Zimbabwe entre 2002 y 2008, y comparable sólo con la de países exsoviéticos luego de la transición del comunismo. O a la de conflictos bélicos como los de Irak, Liberia, Libia y Sudán del Sur en las últimas tres décadas”.

Indicaron que América Latina y la comunidad internacional deben asumir el rescate de la nación con urgencia y por el momento se necesitará una ayuda económica superior a los 54 mil millones de dólares para reactivar la economía.

La economía venezolana se ha encogido casi 50 por ciento desde 2013 y la hiperinflación que podría alcanzar un millón por ciento este año está distorsionando transacciones cotidianas. Esta crisis solo empeorará tras las desesperadas medidas de Maduro de devaluar su moneda y quitarle ceros al golpeado bolívar.

Mientras tanto, la crisis humanitaria, producto de la represión de la población y el pésimo manejo de la economía, continuará expandiéndose. Alimentos, medicina, electricidad e incluso agua potable escasean en el país y el ejército toma mayor control de su distribución.

Más de 2 millones de venezolanos han huido a países vecinos o a Estados Unidos, donde se han convertido en la población más numerosa en busca de asilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here