“Venezuela podría convertirse en la Libia del Caribe”: WP

¡Comparte!

  • Francisco Toro, columnista del Washington Post, advirtió que el riesgo de una guerra en Venezuela “aumenta peligrosamente”

El director de Contenido del Grupo de los 50, Francisco Toro, advirtió en una columna para el Washington Post que el riesgo de una guerra en Venezuela “está aumentando peligrosamente”.

“Para los estadounidenses que habían llegado a pensar de la invasión del presidente Trump a Venezuela era una especie de chiste, un brusco despertar podría estar en proceso”, aseveró.

El columnista señaló que el sábado, el régimen de Nicolás Maduro cruzó varios límites en su lucha por evitar que alimentos y medicamentos lleguen al pueblo venezolano, “incendiando camiones con ayuda humanitaria y desplegando pandillas paramilitares para matar a venezolanos” que intentaron forzar la entrada de los insumos en las fronteras.

“El Estado venezolano oficial dedica la mayor parte de su tiempo y energía a robar los recursos petroleros de la nación y reprimir a sus oponentes políticos, dejando poco espacio para preocuparse por los conceptos básicos de la gobernabilidad”, señaló.

Como resultado de esta ingobernabilidad, vastas franjas de Venezuela están controladas por una proliferación de actores armados que incluyen “poderosas pandillas, guerrilleros colombianos del ELN o de grupos disidentes de las FARC”, entre otros “colectivos”.

“Estos grupos se ganan la vida con muchas actividades ilegales: el tráfico de cocaína, la extracción ilegal de oro, la extorsión, el tráfico de personas, el contrabando, lo que sea”, aseveró.

En muchos territorios, apuntó, estos grupos están aliados con los militares venezolanos, “les compran armas, les transfieren sobornos y se encargan del trabajo sucio que los soldados preferirían no hacer”.

Por su parte, las Fuerzas Armadas venezolanas “son un desastre”; por lo que Maduro pasa más tiempo “espiando a sus propias tropas” que dirigiéndolas.

Francisco Toro señaló que agentes cubanos supervisan toda la estructura militar, encabezando una fuerza de “contrainteligencia” que escucha de manera sistemática las comunicaciones de los oficiales venezolanos.

Por su parte, los soldados se encuentran en condiciones que “ciertamente afectan la preparación y la moral“.

“La capacitación se ha mantenido por debajo del mínimo durante años, debido a problemas presupuestarios. No es precisamente una fuerza de combate”, puntualizó.

Toro prevé que si “Estados Unidos se pone a la ofensiva, está claro que son los militares venezolanos a los que atacarán primero”, pues las fuerzas armadas del país tienen instalaciones fijas que podrían ser atacadas por misiles.

Por su parte, los grupos paramilitares que realmente controlan el territorio “operan desde cuarteles civiles“, por lo que ningún plan militar de Estados Unidos puede atacarlos, “incluso si se propondría a hacerlo”.

Ante esta situación, indicó, la “mejor esperanza para el futuro de Venezuela es que sus fuerzas militares disfuncionales logren liberarse de la maquinaria de contrainteligencia cubana y se rebelen contra la dictadura”.

Señaló que de estar mejor dirigidas, las fuerzas militares tendrían oportunidad de someter a los actores paramilitares que se han hecho con el control de Venezuela.

Sin embargo, Francisco Toro cree que es poco probable una rebelión de generales venezolanos, principalmente por el espionaje intensivo al que están sujetos.

“Para romper el atasco en Caracas, entonces, la amenaza de una acción militar de Estados Unidos podría ser enormemente útil”, señaló. No obstante, una operación para destruir al ejército venezolano “sería una catástrofe”, pues son las propias fuerzas armadas las que podrían recuperar el control del país.

De ocurrir, Venezuela caería en “manos de una gran variedad de bandas criminales. Libia en el Caribe“.

El columnista reiteró que la mejor vía es convencer a los generales de Venezuela de que, “a menos que derroquen a Maduro en poco tiempo, serán eliminados”.

“Es una tarea delicada y exigente. Y debemos confiar en que la administración de Trump lo logrará sin dar un paso en falso” concluyó Toro. “Dios nos ayude a todos”.

Con información de The Washington Post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here