‘Me equivoqué en confiar en mi hermana, no en mi esfuerzo para verla viva’: hermano de Laura Karen

¡Comparte!

Luego de que fuera descubierto que, Laura Karen Espíndola Fabián no había sido secuestrada por un taxista sino que estuvo de fiesta en un bar -a menos de un kilómetro de su casa-, su hermano, Daniel Espíndola, confesó que se equivocó en confiar en su hermana pero no es esforzarse para encontrarla viva.

“Aún sabiendo que me equivoqué en confiar en mi hermana, no me equivoqué en hacer todo mi esfuerzo para que no fuera la última vez que la vería con vida. Tantita empatía”, escribió en su cuenta de Twitter.

Ante las críticas por esta situación, Daniel respondió a un internauta: “Dime qué harías tú si llega un mensaje de tu hermana diciendo que el taxista se ve sospechoso. Dime qué haces. Yo puse toda mi fuerza en encontrarla”.

El martes por la noche, Laura Karen envió un mensaje a su madre diciéndole que el taxista, con quien viajaba y que supuestamente la llevaría a su casa, se veía “sospechoso y grosero”, después apagó su teléfono y su familia no supo más de ella.

La joven llegó a su casa por su propio pie, al medio día de este miércoles.

“¿Estás bien corazón?” Así abrazó Karen Espíndola a su mamá al llegar a su casa
El día de ayer la Ciudad de México se movilizó tanto en calles como en redes sociales para localizar a Karen Espíndola, quien, supuestamente, había sido secuestrada por un taxista en las inmediaciones del metro General Anaya.

Tras hacerse viral el suceso gracias al #TeBuscamosKaren -iniciado por su hermano Daniel Espíndola- las autoridades capitalinas se pronunciaron al respecto y comenzaron con las investigaciones pertinentes. Karen Espíndola estaba en los ojos de los medios, las redes sociales y de la ciudadanía en general.

No obstante, a través del noticiero de Ciro Gómez Leyva en Grupo Imagen, se dio a conocer un video en el que se observa a Karen bailando en un antro ubicado en Acoxpa, cerca de la avenida División del Norte, por lo que, la teoría del secuestro fue desmentida.

Se difundió  otro video de la llegada de Karen a su casa, en la que se revela que fue su mamá quien le abrió la puerta. En ese momento, Laura Karen la abraza y comienza a llorar; y su mamá solo le preguntó: “¿estás bien, corazón?”

Cabe mencionar que cuando la joven de 27 años llegó a su casa, todavía no se había dado a conocer que Karen se encontraba en un bar, mientras todos la creían secuestrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here