Ya es oficial: suspendida la Semana Santa de Sevilla por el coronavirus

¡Comparte!

  • El Consejo de Hermandades de la ciudad, el Ayuntamiento y el Arzobispado acuerdan suspender los desfiles procesionales. Se estima que las pérdidas económicas para la ciudad ronden los 400 millones de euros

La entrada en vigor hoy del estado de alarma ha terminado con las dudas. Sevilla no tendrá Semana Santa en 2020 por culpa de la crisis del coronavirus, un golpe emocional pero también económico, puesto que se estiman una pérdidas, sobre todo para el sector turístico, de alrededor de 400 millones de euros.

La decisión se ha adoptado tras una reunión de urgencia entre el alcalde, Juan Espadas, el arzobispo, Juan José Asenjo, y el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Francisco Vélez.

La evolución de los contagios por el Covid-19 y las previsiones que dio ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar las nuevas y drásticas medidas en lo que se refiere a limitar los desplazamientos y permanecer en los domicilios son las razones que, según ha informado este sábado el Ayuntamiento de Sevilla, han llevado a adoptar esta decisión, sobre la que se llevaba ya especulando desde hace días.

Según el comunicado oficial ha sido el alcalde el que ha tomado la iniciativa para acabar con la incertidumbre, a pesar de que hace sólo unos días se había mostrado contundente defendiendo la celebración de esta fiesta religiosa. Sin embargo, señala el Ayuntamiento, la práctica paralización de la actividad en las próximas dos semanas, la posibilidad de que esa situación se prolongue en el tiempo y la evidencia de que recuperar la normalidad va a llevar aún más han convencido a todas las partes implicadas.

“Hay motivos de salud pública suficientemente justificados para suspender los desfiles procesionales en la vía pública de las hermandades y cofradías de Sevilla en la Semana Santa de 2020”, dice el comunicado conjunto, que añade que “es nuestra obligación y la de todos los ciudadanos cooperar en la consecución de los objetivos que se plantea nuestro país en esta cuestión en la actual coyuntura”.

La suspensión de la Semana Santa de Sevilla se ha acordado además un día después de que la Conferencia Episcopal se pronunciase a favor de suprimir las procesiones para contener la propagación del coronavirus, evitando concentraciones y el riesgo que ello implica.

PRECEDENTES, EN LA II REPÚBLICA

Hay que remontarse a la II República para encontrar precedentes de la suspensión de la Semana Santa en la capital andaluza. Fue en 1933 cuando las tensiones políticas tras la llegada al poder de la izquierda, y con la excusa oficial de la falta de seguridad, las cofradías sevillanas decidieron no procesionar.

Ni siquiera durante la Guerra Civil se quedó Sevilla sin su Semana Santa, dado que en 1936 la Semana Santa cayó en abril y a que la contienda en la capital andaluza fue muy breve, cayendo en manos de las tropas de Franco enseguida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here