Contrata outsourcing uno de cada 4 trabajadores: Herrera

¡Comparte!

El secretario de Hacienda dijo también que México está a semanas de disponer los primeros lotes de vacunas contra el COVID-19, lo que cambiará la situación actual del país, pues marcará la salida de la crisis sanitaria y, por tanto, de la crisis económica.

CDMX.-Uno de cada cuatro trabajos formales en el país se da a través de una empresa de outsourcing, lo cual constituye un dato preocupante e, incluso, sorprendente, señaló el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.

Eso quiere decir que si a los trabajadores de un hotel, por ejemplo, se les pregunta quién es la empresa que los contrató, responderán que no es la operadora del hotel, sino una tercera empresa, y les dirá también que esa empresa les renueva el contrato cada tres meses. “Eso hay que regularlo”, indicó.

La regulación del outsourcing o subcontratación está a discusión en el Congreso y entre la iniciativa privada y las autoridades federales, luego de que el pasado 12 de noviembre, el gobierno presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa que prohíbe el outsourcing o subcontratación cuando se trate de un servicio no especializado y sea otorgado por una empresa no autorizada para ello.

En una conferencia virtual de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, Herrera Gutiérrez identificó la regulación del outsourcing como uno de los mecanismos para reducir la informalidad, que emplea a 57% de los trabajadores en el país.

En su alocución, el funcionario dijo también que México está a semanas de disponer los primeros lotes de vacunas contra el COVID-19, la cual prácticamente cambiará la situación actual del país, pues es la que seguramente va a marcar la salida de la crisis sanitaria y, por tanto, de la crisis económica.

Pero la llegada de la vacuna también traerá desafíos, el primero de los cuales será llevar a cabo la campaña de vacunación más grande en la historia del país y del mundo, en medio de diversas restricciones, empezando por el hecho de que las vacunas por ahora no están disponibles.

Indicó que, en tanto no esté disponible, la vacuna es un problema de manejo de riesgos, por lo que los contratos que hace el gobierno mexicano con los laboratorios farmacéuticos que las desarrollan son muy similares a un derivado, en el sentido de que le dan derecho al país de comprar una cierta cantidad de una vacuna, con un grado de riesgo si no resulta exitosa.

La estrategia del gobierno mexicano es diversificar contratos con diferentes farmacéuticas para mitigar el riesgo, asociar alguna probabilidad de fracaso para cada una de ellas y, con base en ello, tener una idea de cuál es el volumen ideal bajo cada contrato, añadió Herrera Gutiérrez.

Una vez que la vacuna esté disponible, entre los retos está saber cuántas vacunas puede aplicar por mes el sistema de salud, cuánto personal médico se requiere y de cuánto se dispone, para lo cual el antecedente es que históricamente se han aplicado hasta 10 millones de vacunas por mes.

Reiteró que se requerirán 200 mil jeringas en diciembre y 200 millones el año entrante, y que la vacuna se aplicará primero a quienes están más expuestos como son médicos, enfermeras, camilleros y todos aquellos que están trabajan en los hospitales de Covid, después a las personas que más vulnerables y finalmente a la población en general.

“Se aplicará con criterios de equidad y justicia, es decir, no va a estar inicialmente disponible al que pueda pagar por la vacuna”, expresó.

Piso parejo

En torno de la informalidad, dijo que lo primero que se piensa es que son gente que no paga impuestos, lo cual es cierto, pero se deja de lado que son trabajadores que no tendrán una pensión ni acceso a los servicios de salud, lo cual en una crisis sanitaria como la actual es extraordinariamente importante. “Hay una serie de mitos con respecto de la informalidad”.

Por el contrario, dijo, en lo que se debe pensar es en encontrar mecanismos de desarrollo más equitativos y, para ello, es necesario cambiar las condiciones iniciales, que es el objetivo del gobierno con los proyectos de infraestructura que desarrolla en el sur del país.

“Están buscando (los proyectos de infraestructura) dar este choque que cambie las condiciones y además genere empleos asociados al sector formal, los servicios, logística, construcción, etcétera. Tenemos que buscar también emparejar el piso, es decir que haya un acceso adecuado de la educación a porcentajes más altos de la población”.

Otras medidas para afrontar la informalidad es disminuir el número de transacciones que se hacen en efectivo e incorporarlas al sistema de pagos y al uso de los pagos digitales, lo que permite dar trazabilidad a las transacciones, y empatar mejor las habilidades de trabajo de los jóvenes con las habilidades que demandan las empresas a través del programa Jóvenes construyendo el futuro, indicó Herrera Gutiérrez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here