Irène Joliot-Curie: la hija de Marie Curie que también ganó el Nobel

¡Comparte!

Francia, 21 de Agosto 2020-Marie Curie fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel, y también la primera en ganar dos en categorías distintas; su hija dio grandes aportes a la química gracias a sus trabajos con elementos radioactivos. Descubre quién fue Irène Joliot-Curie, ganadora del Premio Nobel de Química en 1935.

Los primeros años


Irène Joliot-Curie nació en París, el 12 de septiembre de 1897. Es hija de Pierre y Marie Curie, científicos que ganaron el Premio Nobel de Física en 1903, y que en 1911, su madre ganó el de química también.

A los 11 años Irène ya dominaba matemáticas avanzadas y se graduó con honores del instituto Sévigné, un año y medio adelantada. En 1914 inició sus estudios universitarios en La Sorbona para cursar Matemáticas y Física, a la vez que se matriculaba en un curso de enfermería.

Con la Primera Guerra Mundial en pleno curso, Curie tuvo que dejar los estudios para apoyar a su madre como enfermera radiológica de los heridos en batalla. Irène cumplió la mayoría de edad entrenando enfermeras en distintos hospitales de París e instalando máquinas de rayos X para que los soldados pudieran recibir mejor atención médica.

Vuelta a París y los primeros trabajos con su madre
En 1916 vuelve a La Sorbona y obtiene licenciaturas con honores en Matemáticas y Física. Al poco tiempo es nombrada ayudante de su madre en el Instituto del Radio de París, que posteriormente se conocería como Instituto Curie.

El asistente de su madre en el Instituto del Radio era Frédéric Joliot, un ingeniero químico tres años más joven que Irène y quien se convertiría en su esposo. Irène quedó como la superior de Frédéric, y le asignó la tarea a Joliot de estudiar los aspectos químicos del polonio, área en la que se tenía muy pocos conocimientos para la época.

En 1926 Frédéric e Irène se casan y deciden unir sus apellidos, por los que ambos se llamaron Joliot-Curie. Tuvieron dos hijos, Hélène y Pierre; que también se convirtieron en importantes científicos.

El reconocimiento por sus investigaciones

Poco tiempo después del fallecimiento de su madre, Irène fue nombrada directora de investigación de la Fundación Nacional de Ciencias. Sus principales hallazgos fueron en investigaciones de la estructura del átomo, que sirvieron como base para el futuro descubrimiento del neutrón.

En 1934 los esposos Joliot-Curie lograron producir elementos radioactivos artificiales. Los descubrimientos de Iréne y su esposo cambiaron la forma de ver la química y sirvieron para mejorar áreas de la medicina, la investigación y la elaboración de nuevas armas.

En 1935 a raíz de estos trabajos, se le otorgó a Iréne y a Frédéric el Premio Nobel de Química por sus descubrimientos en la síntesis de nuevos elementos radioactivos. Gracias al premio que recibió por sus trabajos, Irène fue nombrada subsecretaria de Estado para la Investigación Científica, además, impartió clases en La Sorbona.

Últimos años de vida
La pareja Joliot-Curie consideraba que su trabajo era para ayudar a la humanidad, por lo que no patentaban sus descubrimientos para así compartirlos. Con la ascensión al poder de Hitler, se vieron obligados a esconder sus investigaciones hasta que terminó la guerra.

Irène Joliot-Curie muere el 17 de marzo de 1956 de leucemia, al igual que su madre, enfermedad ocasionada por la exposición a la radiación en sus investigaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here